Chistes De Viejitos

Una pareja de novios ya muy viejitos llegan a una farmacia y el viejito le pregunta al encargado:
"¿Tiene medicina para la artritis?"
"Sí."
"¿Y para la úlcera?"
"Sí."
Y así sigue preguntando por todo tipo de enfermedades propias de la tercera edad, hasta que al final pregunta:
"¿Y tiene viagra?"
"Sí."
Entonces el viejito le dice a la viejita:
"Vieja, ¿cómo ves si cuando nos casemos, ponemos aquí la mesa de regalos?"

Estaba una vez un viejito que lo dejaron cuidando a sus nietos. Entonces el viejito les dice:
"A ver, les voy a contar de cuando yo era joven e iba en el ejército y me mandaron a matar al tigre del Congo... Primero entré a la selva... lo vi... de pronto me brincó y que tenía los pelos en la cara..."
Entonces que suena el telefono: RIN, RIN, RIN, y el viejito contesta:
"Bueno, bueno."
"Papá ¿están todos bien?"
"Si estamos todos bien."
"Bueno, voy a llegar un poco mas tarde."
"Si, no te preocupes."
Entonces el viejito regresa con sus nietos y les dice:
"¿En que me quede?"
Nietos: "En que tenía los pelos en la cara..."
Abuelo:
"¡Ay qué mujeres aquellas...!"


Tres viejos están sentados en un banco tomando sol.
"Si es que hay que ver lo que es la edad... tengo 70 años, y todos los días a las 7 en punto me despierto con unas ganas horribles de orinar, pero no hay forma, me paso el día entero intentando mear pero no puedo."
"Eso no es nada. A mis 80 años, me despierto a las 8 y lo primero que hago es irme a cacar, pero nada, que no hay manera y así me paso el día entero, sin poder cacar."
"Ah pero eso no es nada. Con mis 90 años, yo orino todos los días a las 7 y caco a las 8; luego, a las 9, me despierto."


Un viejo muy sordo, pero tambien muy rico, compra uno de esos novedosos
aparatos ultra modernos para oir. Quince dias despues vuelve muy contento a la
tienda donde efectuo su flamante adquisicion y se deshace en elogios para el
mismo.
Ahora oigo perfectamente bien, incluso lo que se habla en la pieza de al lado,
comenta.
Su familia, le dice el vendedor, debe estar muy contenta.
No lo se, responde el viejo sordo, ya que no les he dicho de este aparato,
pero ya he cambiado 4 veces mi testamento.

Una anciana de 80 anos tuvo una cita con un anciano de 85. Al regresar a casa
su nieta le pregunto que como le habia ido, a lo que la anciana le contesto:
!Tuve que darle una bofetada!
La nieta pregunta enojada:
?Por que, se quiso propasar contigo?
No, al contrario, yo pense que ya se habia muerto.

4 comentarios:

P´PITO dijo...

jajajajajajajaja
muy buenos para terminar la semana...

buen fin de semana!!

CHISTELANDIA dijo...

jajaj, esto es lo que yo llamo terminar la semana bien.

Y pues me gusta que todo el mundo ponga chistes. El bueno humor es necesario.

Agustín dijo...

jajaja pobres viejitos, el primero creo, fue el mejor XD

saludetes

Greyback dijo...

Jajaja, que buenos chistes de viejitos, yo digo que el mejor fue el segundo