Chistes Varios

Cierta mañana, la vecina de Maria la ve salir varias veces a ver si hay cartas en el buzón, pese a que el cartero no suele pasar hasta por la tarde.
Al verla salir una vez más, la vecina le pregunta:
-¿Estás esperando algún paquete?
-No –contesta Brunilda-. Es que mi computadora no deja de avisarme que tengo correspondencia.

En un cine en el que se iba a presentar un estreno, se formó desde temprano una larga cola. Entonces, una viejecita se acercó a la taquilla y la multitud empezó a gritar:
-¡A la cola! ¡A la cola!
La anciana se detuvo un momento y la multitud calló, pero al volver a avanzar, la gente empezó a gritar a coro:
-¡No se cuele! ¡A la cola!
Y así sucedió muchas veces hasta que la viejecita, enojada, se alejó refunfuñando:
-¡A ver ahora quién les vende los boletos

Jose entra en la cantina y pide una cerveza. Se bebe la mitad, y la otra mitad se la echa encima al cantinero. En seguida se disculpa diciendo que es una compulsión que tiene desde hace años y que lo avergüenza mucho. El cantinero le responde que vaya a ver al psiquiatra y que no vuelva por allí hasta haberlo hecho.
A los pocos meses vuelve Jose a la cantina y pide una cerveza. Se toma la mitad, y lo demás se lo echa encima al cantinero de nuevo.
-¡Le dije que no volviera por aquí hasta haber ido a ver al psiquiatra! –dice, furioso, el cantinero.
-Ya fui –contesta Jose.
-¡Pues no le ha servido para nada! –brama el cantinero, chorreando cerveza.
-Claro que sí –replica Jose-: ya no me da vergüenza.


Una mujer estaba esperando el diagnóstico de su marido cuando se le acercó el médico con expresión adusta y le dijo:
-No me gusta nada el aspecto que tiene su esposo.
- A mi tampoco –respondió la mujer-, pero es bueno con los niños

Un presumido coronel acababa de instalarse en su oficina nueva cuando llamó a la puerta un soldado raso. Consciente de su nueva posición, el coronel le indicó al soldado que entrara, acto seguido el coronel rápidamente levantó el auricular del teléfono y dijo:
-Si, mi general. Voy a ver al brigadier esta tarde y le daré su mensaje. Mientras tanto, le agradezco sus buenos deseos, señor.- Seguro de haber impresionado al joven, le preguntó-: ¿Qué desea, soldado?
-Nada importante, coronel. Sólo vine a conectar la línea telefónica.


Lo que a nadie le gustaría oír durante una operación:
“!Todo el mundo quieto! ! Me parece que perdí un lente de contacto!”
“! Llamen al conserje. Vamos a necesitar un trapeador y un cubo”!
“ !Oye! ¡Qué divertido! ¿Y también puedes hacer que se le sacuda la pierna?”
“Enfermera, ¿Firmó el paciente el consentimiento para donar sus órganos?”

FELIZ FIN DE SEMANA :)

12 comentarios:

joker dijo...

Así me gusta empezar el fin de semana, con unas buenas sonrisas y eso es lo que consigo siempre que me paso por aquí. Muy bueno el de la mujer y el médico; y el del cantinero.

Risas

P´PITO dijo...

JAJAJAJAJ muy bueno el de la ancianita y el medico...nuevos en mi repertorio los voy a contar este fin en la parrillada que tengo...
saludos

Gaby dijo...

El del hombre que evienta su cerveza me a hecho soltar la carcajada. ;D

¡Feliz fin de semana!.

Agustín dijo...

jajaja el de la viejita del cine el mejor jaja muy muy bueno!!!

saludetes!!

Fizo dijo...

Jajajaja
Despues del mal dia que tuve me hace bien reirme un rato.
Saludos =)

DianNa_ dijo...

El del soldado es superior jajajaj

Besos y feliz fin de semana

Warrior dijo...

Jaja es bueno con los niños XD ...

Fernando Díaz dijo...

"¡A ver ahora quién les vende los boletos!" jajaja! XD

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Una forma muy especial de empezar una semana.

MATANUSKA dijo...

jajajajaajaj muy buenoss.

he estado con la gripe y no he podido entrar.

besoss

Capazorros dijo...

Muy buenos, especialmente lo de: ¿firmó el paciente el consentimiento...?
Pasaba por aquí.

BoNeS dijo...

haha, el de la viejita esta chido,hha buen principio de semana...bueno, ya tenia rato sin pasar por aqui pero ps espero q andes bien
t espero por mi blog
haha, el de la viejita " a ver ahora quin les vende los boletos"